lunes, abril 28, 2008

Como los buenos vinos

El viernes pasado, hice lo que hace cualquier jóven normal de nuestra edad. Fui con varios amigos a alguna casa, tomamos muchas chelas, vodka, escuchamos música, fumamos, dijimos tonterías, hablamos con grocerías, tomamos fotos randies, fuimos a una fiesta, tomamos más y fumamos mucho más. Hasta bailamos reggaeton, en algún momento.


Desde una perspectiva seria y objetiva, fue un viernes ordinario, de jóvenes totalmente comunes y corrientes. Pero desde mi perspectiva parcial y presencial, durante aproximadamente una hora, tal vez menos, tuvimos una plática que salió no se de dónde, pero en la que la mayoría de los que estábamos ahí, externamos que somos mucho más que alcohol y humo, que tenemos cosas más importantes que decir que lo que pseudocanta Daddy Yankee y que realmente en esa inmersión un poco existencialista, postmodernista y muy ecléctica de procedencia dudosa hay un poco de luz.


Me gusta pensar que las ideas están madurando constantemente, al igual que un buen vino. Para ser utilizadas en el momento preciso y luego convertir esas ideas en acciones. Tal vez, después de todo si se esté generando un movimiento para el futuro. Un movimiento incluyente del que todos podríamos ser parte, en el momento que se requiera. Sólo hay que abrir los ojos, para no dejarlo pasar.

1 comentario:

flan dijo...

algunas veces he pensado que uno nunca deja de crecer, pero que tambien esta atado a cierta escencia que es lo que te hace ser.

A la vez estoy de acuerdo, nosotros somos el movimiento (aunque suene de comercial), nosotros somos los que provocamos)

SistemaPerfecto

Confía en tu software, navega en skies hacia atrás,
subiendo 20 pisos



Sabes que significa vertical es el descenso, como una nube siempre deshaciendose, así estaré



Aunque pasen dos mil años

existiré

aunque sea en McAllen (malditos cerdos fascistas)




AUUUUUUUUUUUUUU

AUUUUUUUUUUUUUU


WUUUUUUUUUU!

EL SISTEMA ES PERFECTO!!!